Anna María Sieklucka la actriz de “365 DNI” explica las tres etapas de una mujer

La actriz y cantante polaca de 28 años se mostró muy inspirada en sus redes sociales y con un extenso mensaje el cual acompañó con una tierna fotografía de sí misma ha dado a conocer según su criterio las tres etapas de una mujer, “Toda mujer en la vida pasa por tres etapas: Ella es una niña, princesa y reina”

“Toda mujer en la vida pasa por tres etapas: Ella es una niña, princesa y reina”. De esa forma la actriz conocida por su papel como “Laura Biel”, en la cinta erótica “365 DNI” ha definido las tres etapas de una mujer según su criterio.

Anna María Sieklucka de 28 años ha utilizado su cuenta en Instagram para compartir con sus 2 millones de seguidores su forma de ver la vida de una mujer según la etapa en la que se encuentre.

El extenso mensaje de explicación y comparación ha sido del gusto de al menos 240 mil personas quienes comparten su forma de pensar.

KIHI trae para ti el mensaje para que lo leas completo.

"Toda mujer en la vida pasa por tres etapas.

Ella es una niña, princesa y reina.

La niña sueña con una buena hada, la princesa sueña con un hermoso príncipe, la reina no sueña, pero trabaja.

La niña cree que los milagros suceden, la princesa sabe que lo hacen, la reina hace milagros.

La niña es fuerte pero parece débil, la princesa es débil pero parece fuerte, la reina crea fuerza.

La niña llega temprano, la princesa llega tarde, la reina llega a tiempo.

La niña culpa a los demás, la princesa culpa a todos, la reina no culpa, pero saca conclusiones.

La niña no sabe cómo ganar, la princesa no puede perder, la reina no está compitiendo.

Una niña, incluso bonita, se considera fea, incluso una princesa fea se considera hermosa,

La reina sabe que la belleza no se trata de la apariencia. La belleza es el alma.

La niña es sumisa, la princesa es rebelde, la reina sabe lo que vale.

La niña quiere elogios, la princesa de la atención, la reina quiere experiencia.

La niña sufre humillación, la princesa se venga por ello, la reina no puede ser humillada.

La niña se enamora, la princesa deja amar, la reina ama.

La niña no sabe exigir, la princesa lo exige todo, la reina sabe que lo importante debe buscarse dentro.

La niña no quiere crecer, la princesa no quiere envejecer, la reina aprecia cada vez.

La niña ve el mundo en negro, la princesa en rosa, la reina ama un arcoíris.

Todo es fácil con una niña, todo es difícil con una princesa, con la REINA, todo está lleno de pasión.

Ser una niña es fácil, ser una princesa puede ser amargo, SER REINA tiene sentido".

Más Noticias