Brad Pitt Brad Pitt

Brad Pitt se retira de la actuación con un capricho de 40 millones

Brad Pitt ha desembolsada la nada despreciable cifra de 40 millones de euros para adquirir una casa que comenzó a construirse en 1918 por encargo del acaudalado empresario D.L. James.

En medio del enfrentamiento legal que mantiene Brad Pitt (58) con Angelina Jolie por el Château Miraval, un castillo francés en el que ambos celebraron su boda que dispone de viñedo y bodega propios, el actor ha decidido incorporar a su patrimonio una propiedad que bien podría cumplir la función de retiro dorado si, como parece, Pitt comienza a pensar en su retirada.

Hace unas semanas, en una entrevista con GQ, el actor insinuaba que su jubilación estaba próxima, aunque poco tiempo después tuvo que matizar sus palabras para indicar que no hablaba de una retirada como tal, aunque sí de una forma más relajada de aproximarse al trabajo para disfrutar de los placeres que le otorga su privilegiada posición.

Y en este sentido, como informa The Wall Street Journal, el actor se ha hecho con una finca centenaria en Carmel Highlands –el pueblo del que fue alcalde Clint Eastwood- en California. La casa tiene solera ya que fue construida por el famoso arquitecto Charles Sumner Greene y representa un ejemplo pionero del movimiento Arts and Crafts estadounidense. Brad Pitt ha desembolsada la nada despreciable cifra de 40 millones de euros para adquirir una casa que comenzó a construirse en 1918 por encargo del acaudalado empresario D.L. James. Lo que convierte en especial la propiedad es que está situada en la cima de un acantilado rocoso y supone una maravilla de la ingeniería.

Hace unas semanas, en una entrevista con GQ, el actor insinuaba que su jubilación estaba próxima, aunque poco tiempo después tuvo que matizar sus palabras para indicar que no hablaba de una retirada como tal, aunque sí de una forma más relajada de aproximarse al trabajo para disfrutar de los placeres que le otorga su privilegiada posición.

Y en este sentido, como informa The Wall Street Journal, el actor se ha hecho con una finca centenaria en Carmel Highlands –el pueblo del que fue alcalde Clint Eastwood- en California.

La casa tiene solera ya que fue construida por el famoso arquitecto Charles Sumner Greene y representa un ejemplo pionero del movimiento Arts and Crafts estadounidense. Brad Pitt ha desembolsada la nada despreciable cifra de 40 millones de euros para adquirir una casa que comenzó a construirse en 1918 por encargo del acaudalado empresario D.L. James. Lo que convierte en especial la propiedad es que está situada en la cima de un acantilado rocoso y supone una maravilla de la ingeniería.

Alexandra Romero

Comunicadora Social especializada en Periodismo Digital + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias