Eiza González lucía muy diferente antes de sus arreglitos: así era sin cirugías

Eiza González lucía muy diferente antes de sus arreglitos: así era sin cirugías

La mexicana ha recurrido a las operaciones para mejorar eso que no le gustaba.

Eiza González comenzó su carrera cuando era muy chica. Protagonizó "Lola, érase una vez", la versión mexicana de Floricienta, y conquistó a los televidentes con su dulzura. Luego llegaron otros papeles, pero fue en "Sueña conmigo" cuando empezó a ser reconocida en Latinoamérica.

Los años pasaron y las propuestas laborales fueron en aumento, al punto de convertirse en una estrella de Hollywood. Eso hizo que pasara por el quirófano en reiteradas oportunidades para corregir eso que no le gustaba.

Su rostro está muy distinto al que lucía hace diez años. ¿Qué fue exactamente lo que se hizo? Lo primero fue una rinoplastía, para estilizar su nariz. Luego llegó la reducción de pómulos, que la ayudó a tener una cara menos redonda, y más tarde se afinó la barbilla. Además, las malas lenguas aseguran que también se sometió a un levantamiento de párpados.

Las inyecciones de cólageno también fueron de sus favoritas. Por último, está su aumento de busto, ya que no se la había visto tan voluptuosa cuando dio sus primeros pasos en la actuación.

Eiza reconoce que el uso del bisturí la ayudó a mejorar. Y sus seguidores no pasaron por alto que ahora se la ve mejor.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias