Esta fue la cirugía que casi mata a Alejandra Guzmán

Esta fue la cirugía que casi mata a Alejandra Guzmán

La cantante mexicana siempre es criticada por su aspecto físico, pero pocos saben el calvario que ha tenido que pasar por culpa de las operaciones fallidas.

Alejandra Guzmán, una de las voces más destacadas de México, siempre ha querido verse bien bonita. La fama y el éxito mundial la ha llevado a cometer errores gravísimos que casi le cuestan la vida, aunque en ese momento no era muy consciente de lo que estaba haciendo.

La cantante se operó en reiteradas oportunidades pero hubo uno de sus ingresos al quirófano que por poco la mata. En 2009, invirtió más de 5 mil dólares en un aumento de glúteos que salió muy mal.

Alejandra asistió a la clínica Valentina Albornoz para que le inyectaran metacrilato entre la subdermis y el músculo para poder aumentar el tamaño de su cola. Pero seis meses después acudió a un hospital por un dolor intenso, y el doctor que la atendió le comentó que la sustancia se había encarnado en el músculo y era tan grave sus situación que por poco la intérprete de "Hacer el amor con otro" no vive para contarlo.

Los médicos llegaron a la conclusión que lo mejor era extraerle de ambos glúteos y del cóxis la sustancia que le habían puesto. Esto hizo que permaneciera 15 días internada, lo que le sirvió para reflexionar sobre los retoques estéticos.

"La lección ha sido muy grande, lo mejor es que estoy viva", comentó ante los medios de comunicación que la esperaban tras recibir el alta.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias