A pesar de que la celulitis no se puede eliminar, hay maneras de reducirla en las zonas más afectadas, como las piernas, el abdomen, los glúteos y los brazos

Celulitis: qué es, cuáles son las zonas más afectadas y cómo se puede reducir

A pesar de que la celulitis no se puede eliminar, hay maneras de reducirla en las zonas más afectadas, como las piernas, el abdomen, los glúteos y los brazos

La celulitis puede aparecer tanto en mujeres como en hombres a cualquier edad, sin importar el peso que tenga la persona. Aunque hay ciertos factores hormonales que influyen en la aparición, hay otros externos que se pueden controlar para evitar que haya un aumento de la denominada ‘piel de naranja’.

¿Qué es la celulitis y por qué se origina?

La celulitis, que impacta el sistema de microcirculación, es una “inflamación a nivel de las células adiposas, que son aquellas que están en la tercera capa de la piel”; esta capa recibe el nombre de adipocito o grasa. De acuerdo con Mabel Barrios, cosmiatra y esteticista consultada por Pulzo, hay una controversia en el campo médico porque hay quienes aseguran que la celulitis es una patología, mientras que otros no la consideran como tal.

Hay varios factores internos y externos que pueden producir la celulitis (que fue exhibida sin pena por ‘La Segura’). Entre los internos, que “son los más difíciles de combatir”, se encuentran la genética, patologías a nivel endocrinológico y ginecológico, y los aspectos “hormonales predisponentes”; estos hacen que las mujeres sean más propensas que los hombres a obtener la inflamación, pues hay muchos cambios hormonales en diferentes etapas de la vida, como la pubertad, la adolescencia, el embarazo y la menopausia, indicó Barrios.

En cuanto al ámbito externo, el sedentarismo, la alimentación, la postura, el uso de ropa ajustada, el tabaquismo y el alcohol son elementos que promueven la aparición de la ‘piel de naranja’, agregó la cosmiatra.

¿Cuáles son las zonas del cuerpo más afectadas por la celulitis?

En el caso de las mujeres, Barrios precisó que los glúteos, las caderas, los muslos, la parte interna de las rodillas, los brazos e incluso la nuca (sobre todo cuando hay sobrepeso) son las partes del cuerpo donde más aparece la celulitis.

Con respecto a los hombres, la zona abdominal es la más afectada por la inflamación de adipocitos. Aunque puede aparecer en las piernas, se da, más que todo, por un factor de obesidad, apuntó la esteticista.

Además de por aspectos hereditarios, estas zonas son las más propensas a tener celulitis debido a la “migración de los adipocitos que se acumulan en esas áreas” y a “la morfología de cada cuerpo”, resaltó la experta.

“Por ejemplo, a las mujeres que son ginecoides, que son cuerpos con cintura angosta y caderas anchas, se les incrementa [la celulitis] en las zonas donde hay mucho más tejido adiposo acumulado. Por eso, la tienen, más que todo, en los glúteos y piernas. Las mujeres androgénicas la tienen más en los brazos, la espalda y la nuca”, dijo Barrios.

¿La celulitis se puede eliminar o solo reducir?

Para la cosmiatra, la celulitis no se puede eliminar, pero sí hay maneras de reducirla; todo depende del nivel o la fase en que se encuentre la persona. El nivel uno, por ejemplo, “lo puede tener hasta un bebé”. La fase más severa es la cuatro.

Por otro lado, la experta indicó que “el mejor tratamiento es la prevención” para evitar que la celulitis llegue a las fases más altas porque estas, la tres y la cuatro, son críticas, a tal punto que la condición puede ser dolorosa.

Ahora bien, la esteticista hizo énfasis en que al bajar de un nivel a otro, aunque parezca que se ha ido la celulitis porque los cambios son notorios, esta solo se ha minimizado, pero “no se ha quitado la parte interna porque ya hay una predisposición”.

La experta apuntó que “todo viene coadyuvado” porque la celulitis está en las tres capas de la piel, solo que inicia en la profunda, donde están los adipocitos. Sin embargo, también afecta la segunda, en la que “están las funciones más básicas de la piel”.

Con respecto a la relación entre la celulitis y el peso, la cosmiatra señaló que no necesariamente un aspecto conlleva al otro, pues hay casos de personas delgadas con mucha celulitis, así como hay quienes tienen sobrepeso, pero no tienen un grado de celulitis alto. De hecho, el bajar de peso no garantiza que se reduzca la ‘piel de naranja’, aunque sí es posible que se note menos “en la parte óptica, pero en la interna sigue estando comprometida”.

Ahora bien, sí es cierto que los tejidos se deterioran más en las personas que tienen sobrepeso, lo que “dificulta aún más el retorno venoso y se afecta más rápidamente la microcirculación”, agregó la esteticista.

Consejos para reducir la celulitis

La experta entrevistada por Pulzo dio algunas recomendaciones sobre cómo disminuir la celulitis o prevenirla. Sin embargo, es bueno que las personas siempre se asesoren con un especialista, puesto que no todos los cuerpos reaccionan de la misma manera a los tratamientos estéticos o, incluso, a las cremas naturales.

En este video están los consejos que dio la cosmiatra y esteticista para tratar la celulitis.

Para bajar de una fase de celulitis a otra y hacer que el sistema tenga “mejor oxigenación y vascularización”, Barrios explicó que es fundamental llevar una alimentación saludable y balanceada. Por ende, hay que excluir las sales, pues “el sodio es uno de los factores que más conlleva a la retención de líquidos”; los azúcares; y las bebidas negras.

Asimismo, resulta importante hacer actividad física, como caminar y hacer aeróbicos; tomar mucha agua (que empezó a cotizar en Wall Street), pues una persona debe consumir, como mínimo, dos litros de agua al día; no usar ropa muy ajustada; y dejar atrás ciertas posturas, como cruzar las piernas por mucho tiempo.

Además, las cremas anticelulíticas, “que tengan principios activos que ayuden a la microcirculación y a la textura de la piel” son grandes aliadas para minimizar la apariencia de la ‘piel de naranja’. Lo aconsejable es que dichas cremas sean a base de centella asiática, ginkgo biloba o una carnitina porque estos elementos “mejoran el retorno venoso”, añadió la esteticista.

“Lo que daña el sistema para formarse una celulitis es la microcirculación, además del edema que requieren los tejidos. El edema es que se hinchan [los tejidos] porque se llenan de líquidos y de toxinas, lo que hace que se afecten y pueda llevar a una hipoxia, que es falta de oxigenación en los tejidos”, dijo la cosmiatra.

En ese mismo sentido, están los drenajes linfáticos manuales, conocidos comúnmente como masajes, que se manejan en “la linfa, la capa más superficial de la piel” y permiten que se “elimine, por medio de los ganglios, todo lo que está exudado de la célula”, afirmó la experta.

De acuerdo con Barrios, la técnica de drenajes linfáticos es muy efectiva para trabajar en la celulitis, pero hay que diferenciarla de los masajes convencionales con presiones fuertes, ya que estos no funcionan “porque de pronto se pueden dañar más capilares”.

Con respecto a tratamientos estéticos, la esteticista aseguró que, para ella, el mejor es la carboxiterapia, que consiste en la “infiltración de dióxido de carbono anaeróbico medicinal que ayuda a la adiposidad localizada y a la regeneración en la oxigenación de las células”. Como la infiltración ocurre de manera directa en el adipocito, los resultados se obtienen más rápido que con otros procedimientos.

Por otro lado, se encuentra la radiofrecuencia, que “mejora los fibroblastos, y estimula el colágeno y la elastina”, que es bueno para la retracción de la piel; la presoterapia, dentro de los drenajes linfáticos mecánicos, ayuda a drenar; la vacumterapia, “trabajada solo con presión negativa”, también funciona como proceso de drenaje linfático mecánico; los ultrasonidos, que destruyen los adipocitos; y la endermología, que maneja un sistema de succión para el retorno venoso, agregó Barrios.

Ahora bien, a estas técnicas solo pueden someterse personas que se encuentren sanas o que tengan una condición que esté siendo controlada. La experta indicó que, por ejemplo, una persona hipertensa puede realizarse uno de los tratamientos siempre y cuando esté controlada.

Las personas diabéticas, por su parte, no pueden recibir algunas técnicas como la carboxiterapia, mientras que quienes tienen marcapasos no deben someterse a radiofrecuencia. En ese orden de ideas, la cosmiatra resaltó que es primordial hacer una historia clínica y diagnóstico antes de cualquier procedimiento para determinar “si la persona está apta o no”.

Además, pacientes de cáncer, mujeres embarazadas o que estén lactando y menores de edad no pueden recibir ninguno de los tratamientos estéticos mencionados, enfatizó Barrios, y es muy importante que quienes se vayan a someter a alguna técnica estética consulten con un especialista antes de hacerlo para velar por su salud.

La experta consultada por Pulzo explicó que llevar una alimentación saludable ayuda a reducir el nivel de celulitis. En el programa ‘Despierta, América’, una nutrióloga indicó qué alimentos se deben incluir en la dieta diaria para evitar que se incremente la ‘piel de naranja’.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Con información de: Pulzo.com

Wisleidy Zapata

Licenciada en Comunicación Social, redactora de contenidos y periodista de ❤️+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias