El asqueroso hábito de Evaluna Montaner que seguro desconocías

El asqueroso hábito de Evaluna Montaner que seguro desconocías

Evaluna Montaner tenía un vicio que le daba mucha vergüenza.

Los fanáticos de Evaluna Montaner saben absolutamente todo sobre ella. Qué come, qué música escucha, cuáles son sus pasatiempos favoritos y demás. También estaban enterados de un cochino hábito de la joven, y fue consultada al respecto para saber si lo seguía haciendo.

La esposa de Camilo aprovechó un rato libre de su día para interactuar con sus seguidores y uno de ellos le preguntó si todavía continuaba comiéndose las uñas. Sin embargo, ella respondió que afortunadamente ya no lo hace.

La menor del clan Montaner está enamoradísima de su marido, con quien contrajo matrimonio en febrero del año pasado luego de cuatro años de romance. "Ya está el vestido listo. Soy muy joven, pero sabía desde chiquita que así sería. En mis creencias siempre he respetado la decisión de vivir separados y que lo mágico sea apostar a vivir con él tras la boda. Creo que hay que hacer un trabajo por lo que uno ama. Igualmente, hubo un tiempo en que mi novio vivió en el cuarto de mi hermano Mau. Supimos lo que era una convivencia con mucha gente”, dijo en una entrevista antes de dar el "sí, quiero".

En la misma nota, dejó en claro que se siente muy madura a pesar de sus 24 años. "Todo el mundo dice que soy madura para mi edad, pero no creo que haya perdido la inocencia de ser niñita. Mis papás se aseguraron de que no perdiera eso. Mi vida fue distinta en el sentido de que cuando los niños de mi edad estudiaban lo que era Sudamérica, yo estaba viajando por Sudamérica. Eso generaba una diferencia con mis amigos que tal vez se tornaban celosos. Yo siempre veía en las películas el final de curso y no lo tuve: no tuve el gorrito, la fiesta, pero me hicieron una mini-ceremonia de mentirita para que yo sintiera que me había graduado", recordó.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias