El consumo de café, un ritual cada vez más arraigado

El consumo de café, un ritual cada vez más arraigado

En la Argentina se consumen 208 tazas de café per cápita por año y el número continúa en ascenso. En los últimos 10 años, la categoría experimentó un proceso de renovación con consumidores cada vez más exigentes no solo con la calidad del café, sino también con su producción

Desde hace casi una década, el consumo de café se ha desarrollado de manera positiva con un consumidor que busca replicar la experiencia que obtenía fuera del hogar, en su casa. Y la pandemia no ha hecho más que acelerar este comportamiento.

Mientras que las cafeterías, el consumo en kioscos, restaurantes, aeropuertos y lugares de entretenimiento (cine, teatro) se vieron muy afectados por la cuarentena, el consumo dentro del hogar se incrementó por mayor frecuencia, considerando que el consumidor estaba en casa todo el día. Asimismo, la compra a través del e-commerce tuvo crecimientos exponenciales, llegando a triplicar los números registrados durante 2019.


“Todas las categorías de café - instantáneo, molido, en cápsulas y en granos - se han sostenido en el tiempo, creciendo en el último año alrededor de un 7%. Los datos de facturación de la categoría indican que el 45% se concentra en café instantáneo, 35% en tostado y molido, y el segmento de cápsulas ya representa un 20%, a más de 10 años desde su lanzamiento” aseguró Mariano Güemes, director del negocio de café en NESTLÉ Argentina.

“Estamos convencidos de que estos números seguirán en aumento. Hoy estamos ante un consumidor mucho más conocedor y exigente, que busca un café de calidad y presta mucha atención al cuidado de toda la cadena de valor”, agregó Güemes.

En cuanto a los momentos y formas de consumo, la mayor proporción se concentra por la mañana, por lo general durante el desayuno. El 50% de las tazas, se consume con leche y el 85% de los argentinos, lo bate. Sin lugar a dudas, un ritual muy arraigado. Por supuesto que todo depende del tipo de consumidor: Por un lado, están los jóvenes que crecieron a la par de la aparición masiva de los coffee shops, que buscan la personalización del café y que le dan mucha importancia al cuidado del medio ambiente.

Por el otro lado, está el consumidor permeable a las tendencias, que busca continuamente nuevas experiencias y no duda en pagar un poco más para acceder a un producto diferencial. Por último, encontramos al amante del café, quién sitúa a la bebida como una parte muy importante de su vida y tiene conocimientos que le permiten reconocer y valorar aromas y sabores.


En línea con estas tendencias, el año pasado hubo grandes lanzamientos por parte de NESCAFÉ, quien presentó al inicio de la pandemia su incursión en el segmento tostado y molido con su línea NESCAFÉ Gold, y el desembarco en supermercados de STARBUCKS® at home, una de las marcas favoritas de café de los argentinos, como parte del acuerdo global entre STARBUCKS y NESTLÉ. De esta forma, la compañía buscó acompañar los gustos de los consumidores quienes están ávidos de experimentar cada vez más sofisticación y nuevas variedades.

La trazabilidad de todo el proceso también es fundamental, no sólo para asegurarse que el café que se está consumiendo en este momento se haya cultivado con respeto, sino también para asegurar la sustentabilidad de las futuras tazas de café. En este sentido, uno de los programas más destacados que se desarrollan es “Con Respeto hasta la taza”, una iniciativa de NESCAFÉ, que busca garantizar que el abastecimiento, cultivo, elaboración y el envasado del café, se realice de forma respetuosa con el medio ambiente y con las personas que lo realizan.

Considerada la iniciativa más grande en la industria del café, busca generar un triple impacto: en los agricultores, en las comunidades y en el planeta. En este sentido, garantiza la selección de granos de café de la mayor calidad, ofreciendo capacitación a más de 700.000 agricultores para plantar y cultivar plantas de café más saludables y resistentes a las enfermedades, al tiempo que les brinda herramientas para prosperar, enseñando a los agricultores cómo diversificar sus ingresos a través de diferentes cultivos junto a los árboles de café. De esta forma, NESCAFÉ garantiza el disfrute de una taza perfecta, con un café de origen responsable no solo en la actualidad, sino también a largo plazo.

Estefania Lisi

Journalist and heavy social media user. Fan of Series and Movies, Fashion, Celebrities and Lifestyle+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias