El queso más peligroso del mundo: ¿te atreverías a probarlo?

El queso más peligroso del mundo: ¿te atreverías a probarlo?

Uno de los manjares más exquisitos y más controvertidos del mundo es el queso casu marzu, que se produce en la isla italiana de Cerdeña en medio del mar Tirreno. El casu marzu está infestado de gusanos y en el 2009, la organización Guinness para los récords mundiales lo proclamó como el queso más peligroso del mundo

Cómo se produce

Es preparado tradicionalmente por los pastores locales de la leche de oveja a finales de junio, cuando el producto empieza a cambiar a medida que los animales entran en su época de reproducción y la hierba se seca por el calor del verano. Si el día de la elaboración sopla el viento cálido de siroco, la magia transformadora del queso funciona aún mejor.

Las moscas Piophila casei ponen sus huevos en las grietas, normalmente en el fiore sardo, el pecorino salado de la isla. Los gusanos eclosionan, abriéndose paso a través de la pasta y digiriendo las proteínas en el proceso. Así, la transforman en una masa suave y cremosa. Luego, la tapa, que queda intacta, se abre y se puede gozar del cremoso manjar.

El plato tarda tres meses en ser preparado. Hoy en día, los lecheros han encontrado la manera de usar tarros de cristal para conservar el producto, que tradicionalmente no duraba más allá de septiembre.

Si uno es capaz de superar el asco, esta comida tiene un sabor intenso que recuerda a los pastos mediterráneos y picante con un regusto que permanece durante horas.

"La infestación de gusanos es el hechizo y la delicia de este queso", cree Paolo Solinas, un gastrónomo sardo de 29 años, citado por CNN.

"Siempre hemos comido gusanos. Plinio el Viejo y Aristóteles ya hablaban de ello", afirma Giovanni Fancello, periodista y gastrónomo sardo de 77 años, al canal estadounidense. El casu marzu forma parte intrínseca de la cultura alimentaria isleña.

El queso tiene varios nombres diferentes, como casu becciu, casu fattittu, hasu muhidu, formaggio marcio. Cada subregión de la isla tiene su propia forma de producirlo utilizando diferentes tipos de leche.

¿Seguro para comprar y comer?

El estatus legal de la delicadeza es una zona gris. El casu marzu está registrado como producto tradicional de Cerdeña y, por tanto, está protegido a nivel local. Sin embargo, el Gobierno italiano lo considera ilegal desde 1962 debido a las leyes que prohíben el consumo de alimentos infectados por parásitos.

El casu marzu está prohibido para la venta comercial. Quienes lo vendan pueden enfrentarse a elevadas multas de hasta 50.000 euros (unos 60.000 dólares).

No obstante, Roberto Flore, director sardo del Skylab FoodLab, el laboratorio alimentario del centro de innovación de la Universidad Técnica de Dinamarca, está convencido de que la delicia de Cerdeña es segura de comer.

"Creo que nadie ha muerto nunca comiendo casu marzu. Si lo hicieron, quizá estuvieran borrachos. Cuando lo comes, también bebes mucho vino", expresa.

Flore espera que el casu marzu se desprenda pronto de su condición de clandestino y se convierta en un símbolo de Cerdeña, no por su inusual producción, sino porque es el emblema de otros alimentos que están desapareciendo por no encajar en los gustos modernos.

Con información de Sputniknews.com

Estefania Lisi

Journalist and heavy social media user. Fan of Series and Movies, Fashion, Celebrities and Lifestyle+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias