Doña Florinda y Chespirito Doña Florinda y Chespirito

Esta era la esposa de “Chespirito” antes de casarse con Doña Florinda a quien acusaron de ser una “roba maridos”

El reconocido actor mexicano se casó a los 22 años y formó una familia con su primera esposa durante dos décadas

La vida privada de Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como “Chespirito” o “El Chavo del 8″, giró en torno a su destacada trayectoria artística y a la mujer que todos conocieron, su compañera de elenco, Florinda Meza. Pero mucho antes, el actor tuvo una primera esposa y seis hijos que pocos conocen.

Considerado como un ícono en el género de la comedia de Hispanoamérica, el actor mexicano murió el 28 de noviembre de 2014, y dejó una larga descendencia que junto a su viuda, mantienen intacto su legado artístico.

Tras compartir años en un set de grabación, el amor traspasó la pantalla y finalmente el actor comenzó una relación que fue muy polémica, pues su inicio se dio aún estando casado con su primera esposa y la madre de sus herederos.

La primera esposa de “Chespirito” y sus 6 hijos

El intérprete de las escenas que por más de cuatro décadas han hecho reír a toda Latinoamérica, también se hizo de la fama de “mujeriego”, condición que finalmente acabaría con su primer matrimonio con Graciela Fernández.

Dos décadas compartieron como esposos, en una historia de amor que se inició siendo ambos muy jóvenes. Ella de tan solo 15 años, y él de 22, llegaron al altar en 1968 estando muy enamorados, y desde ese momento conformaron una extensa familia al procrear seis hijos.

El diario Milenio narra que la pareja los primeros años de su relación eran muy unidos. Graciela era su apoyo y lo acompañaba hasta en sus giras de trabajo, al lado de los actores que conformaron el elenco de “El Chavo del 8″.

Sin embargo, con el correr del tiempo sus constantes infidelidades marcaron el distanciamiento con su esposa, y llegó la decisión del divorcio en el año 1989.

En unas páginas de su libro autobiográfico “Sin Querer Queriendo”, Roberto Gómez Bolaño reveló que ante su desamor hacia su primera, siempre hubo un sentimiento de culpa.

“La relación con Graciela se había ido deteriorando paulatinamente”, mientras “la esencia de Florinda me iba inundando cada vez más”, escribió reflejando el amor que había nacido tras conocer y trabajar con Meza.

Graciela Fernández murió el 25 de agosto de 2013, un año antes que su ex esposo, y sus hijos también la recuerdan como una amantísima madre.

Como padre, Gómez Bolaño también destacó, siendo un hombre siempre presente en la vida de sus hijos, 1 varón, el primogénito y 5 hembras: Roberto, Paulina, Marcela, Teresa, Graciela y Cecilia. A través de las redes sociales, ellos dejan cuenta de su admiración por los logros de su progenitor en el mundo del espectáculo.

El mayor, Roberto Gómez Fernández, se convirtió al tiempo en su apoyo en sus negocios en la industria del entretenimiento. Pronto se volvió el productor de muchos de los programas que su padre creó antes de fallecer.

Solo su primogénito se ligó con el mundo del espectáculo y la fama que ganó “Chespirito”, pues el resto de sus hijos crecieron apartados de los reflectores, siendo muy reservados con su vida privada, la misma discreción que por años caracterizó la vida de Gómez Bolaño.

El 21 de febrero de 2022, como cada año, su hijo Roberto recordó su cumpleaños, dedicándole unas palabras que reflejan la añoranza de un amor que no muere: “Cada día que pasa te extraño más. Feliz cumpleaños, Pa’”, escribió en su cuenta de Twitter.

El amor de “Chespirito” por Doña Florinda

Desde que se conocieron hubo una conexión que uniría hasta el final de los días a Roberto Gómez Bolaño junto a Florinda Meza. Durante 5 años, y pese a los 20 años de diferencia que le llevaba, el actor la cortejó y tal como luego contara la destacada actriz, consiguió que la relación iniciara finalmente.

La polémica por algunos años ensombreció su amor, cuando las críticas la señalaban como la “roba maridos”, al revelarse que el romance había comenzado estando aún casado con Graciela. Fue así que en 1977, hicieron público su relación y la decisión de convivir juntos.

No obstante, la pareja llevó toda una vida amorosa y sus proyectos durante 27 largos años, hasta que en el 2004, contrajeron matrimonio.

Roberto y Florinda nunca tuvieron hijos, pues la decisión de practicarse una vasectomía años antes de conocerla, la dejó sin descendencia. Así lo declaró, en una entrevista en exclusiva para el programa “Suelta La Sopa”, en donde relató cómo fue su vida al lado del comediante más aclamado de todos los tiempos. 

Alexandra Romero

Comunicadora Social especializada en Periodismo Digital + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias