Gaby Spanic y cinco hechos de su vida que te impactarán

Gaby Spanic y cinco hechos de su vida que te impactarán

Gaby Spanic se ganó el corazón de todos gracias a "La Usurpadora", pero no todo fue color de rosa para ella.

Gabriela Spanic nació el 10 de diciembre de 1973, y su familia ni se imaginaba que iba a terminar convirtiéndose en una popular estrella del mundo de las telenovelas.

Primero se interesó en la psicología, y cursó un año hasta que se dio cuenta que no quería eso para su vida. Se retiró de la universidad para dedicarse a la actuación y tomó clases en el centro de investigación del "Teatro Luz Columba" y diversos cursos en el "Centro Profesional de Comunicación", y en el "Free Workshop for the actors".

Gaby además ha incursionado en el modelaje y en el canto, pero sin dudas su golpe de suerte llegó gracias a un viaje a México, donde terminó quedando para protagonizar La Usurpadora junto a Fernando Colunga. La producción se terminó convirtiendo en un éxito total a nivel mundial, y a 23 años de aquel entonces, siguen amándola en todos los países.

Aquí te contaremos cinco curiosidades de su vida que demuestran que no todo ha sido color de rosa para ella, pero que tiene el cariño bien merecido.

Por no ser mexicana le costó entrar al mundo de las telenovelas de renombre

Spanic nació en Venezuela, y allí trabajó en varias producciones como Mundo de fieras, Divina obsesión, La loba herida, Rosangélica y varias más. 

Al no ser una cara visible en México no pudo dar el salto hasta 1998, cuando se trasladó a dicho país invitada por el escritor Carlos Romero y el productor mexicano Salvador Mejía. 

Después de un intenso casting, consiguió su papel para "La Usurpadora", que fue un éxito mundial.

El dolor por el distanciamiento con su gemela

La actriz tiene una hermana gemela que se llama Daniela, pero que poco se parece a ella. Siempre tuvieron una gran relación pero en 2007 las cosas cambiaron.

Tras un problema de salud se alejaron y por 10 años ni se dirigieron la palabra. Hoy afortunadamente se encuentran reconciliadas, y apoyándose en todo.

 Según se supo, el distanciamiento habría sido originado por el esposo de Daniela Spanic , justo después de que su amada sufriera un derrame cerebral cuando estaba embarazada. Esto la llevó a estar en coma durante una semana.

Su pareja no reconoció a su hijo

La venezolana quedó embarazada durante una breve relación sentimental con el empreario Neil Pérez. Dio a luz a Gabriel Jesús en el 2008 pero su expareja nunca ha reconocido la paternidad.

Durante varias entrevistas, ella insistió con que su niño es muy amado, y fue concebido por el amor que se tenía con Pérez, que resultó un canalla.

Los rumores de infidelidad terminaron con su matrimonio con Miguel de León

En 1994, Gabriela conoció a Miguel de León en la telenovela "María Celeste". El flechazo fue inmediato y no se demoraron en empezar un romance. 

En 1997 dieron el "sí quiero" y un año después incendiaron la pantalla con sus escenas en "La Usurpadora", donde él interpretó a Doglas Maldonado, el hombre que le prestó los 2 millones de dólares para salvar a la familia Bracho.

Lamentablemente, todo llegó a su fin en 2002, cuando un fuerte rumor llegó a los oídos del actor. Por aquel entonces se decía que su esposa se había enamorado perdidamente de su nuevo compañero, José Ángel Lamas.

Quisieron matarla

En 2010, Spanic denunció a su asistente, la argentina Marcia Celeste Fernández Babio, que en aquel entonces tenía 24 años. La acusó de querer envenenarla con sulfuro de amonio y la apresaron.

Cuatro meses después de haberla contratado, todos los que vivían junto a ella comenzaron a tener algunos problemas, como vértigo, vómito, dolores de cabeza y abdominal, escalofríos y debilidad generalizada.

La actriz “se percató de que la única que no estaba enferma en el domicilio era Fernández Babio”. Al momento de la detención, la acusada tenía ampolletas de esta sustancia en su cartera. 

 
 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias