Chris Rock Chris Rock

¿Qué es la maldición de “Macbeth” que sufrió Chris Rock?

El comediante pudo ser víctima de una antigua superstición de Hollywood al pronunciar esa palabra en los Oscar 2022.

Luego de la polémica que será recordada para siempre en los premios Oscar 2022, los cibernautas ya manejan una nueva teoría sobre lo que sucedió entre Chris Rock y Will Smith.

Según una antigua superstición hollywoodense, nunca se debe pronunciar el nombre del personaje de Shakespeare en un teatro, salvo para representar o ensayar una línea de la obra, y así no invitar al desastre.

¿Qué es la maldición de “Macbeth” que sufrió Chris Rock?

Según los críticos y biógrafos de William Shakespeare, “Macbeth” es una obra maldita por sí misma. Ellos afirman que el dramaturgo estudió a profundidad la brujería y que los hechizos que menciona en su obra eran reales, según con la revista Muy Interesante.

Diferentes brujas maldijeron la obra, pues no les gustó que sus hechizos fueran revelados en la tragedia escrita por Shakespeare, así que desde que comenzó a presentarse en público, diversos accidentes ocurrieron. Tal como en 1849, cuando una rivalidad entre los seguidores de los actores se trasformó en una batalla campal con 22 muertos y más de 100 heridos.

En 1937, Laurence Olivier interpretaba al monarca cuando una pesa se desprendió y cayó al escenario, para estrellarse a pocos centímetros de él. En 1953, cuando Charlton Heston interpretaba el papel, sus mallas se incendiaron literalmente, lo que ocasionó heridas graves y existen más casos registrados.

Para evitar referirse al personaje, se debe utilizar términos como “el rey escocés” o “el señor escocés” y a la obra como “la obra escocesa” y la nonagésima cuarta edición de los Premios de la Academia fue un claro ejemplo.

La nueva teoría afirma que el comediante activó la maldición

Al momento de entrar al escenario, Chris Rock dijo: “¡Denzel (Washington) Macbeth me encantó!”, en referencia a su papel en la adaptación cinematográfica de Joel Coen del año pasado. Esto habría sido suficiente para activar la “maldición”.

Luego bromeó sobre Javier Bardem y su esposa Penélope Cruz, para después referirse a Jada Pinkett Smith diciendo: “No puedo esperar a ver la segunda parte de G.I. Jane”, haciendo alusión a su corte de cabello.

Esto incomodó a algunos presentes, principalmente a Pinkett -quien movió sus ojos en señal de desaprobación- y luego a su esposo Will Smith, quien inesperadamente subió al escenario y abofeteó al comediante en pleno show dejando a todos sorprendidos. 

Alexandra Romero

Comunicadora Social especializada en Periodismo Digital + info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias